Ingrese su palabra clave

post

Hábitos de estudio: consejos para los padres

Hábitos de estudio: consejos para los padres

Los padres a menudo se sienten confusos sobre lo que es y lo que no es normal en relación a los procesos de aprendizaje de sus hijos.

En este artículo daremos algunas pautas y técnicas básicas sobre dos problemáticas que suelen ser muy recurrentes: ayudarles a organizarse el estudio, y ayudarles a adquirir hábitos.

Ayudarles a organizarse el estudio

  1. Requisitos de un buen plan de estudio:
    1. Realista: ha de tener en cuenta de dónde partimos, las circunstancias personales y el tiempo disponible.
    2. Adaptable: se tiene que poder ajustar a los cambios que vayan surgiendo.
  1. El lugar de estudio:
    1. Adecuada luz, ventilación, temperatura y silencio.
    2. Siempre el mismo.
    3. Lugares de estudio y de ocio claramente diferenciados.
  1. Organitzacion de una sesión de estudio
    1. Una sesión de estudio suele consisitir en 3 tandas al día.
    2. Hay 2 tipos de tandas: esfuerzo-trabajo y descanso-privilegio. Las de esfuerzo las podemos dividir entre deberes o estudio, o también según su dificultad (baja, mediana o alta).
    3. La duración de una tanda de trabajo puede variar bastante según el alumno y el curso, pero suele ser de 15 a 60 minutos.
    4. Las tandas de descanso suelen ser de la mitad de tiempo que las de trabajo. Con el fin de que la fatiga que genera el trabajo y la concentración disminuya, va bien levantarse y moverse en cada período de descanso.
    5. Al inicio de la sesión, consultaremos la agenda y los materiales escolares de las asignaturas, y clasificaremos las tareas según su dificultad: baja, mediana o alta.
    6. Comenzaremos trabajando una tarea de dificultad media (por ejemplo el estudio de una asignatura que no le cueste mucho) y luego haremos una tanda de descanso. Continuaremos por un trabajo de dificultad alta y luego haremos una tanda de descanso. Finalmente terminaremos con una tarea de dificultad baja (por ejemplo deberes de alguna asignatura que no le cueste). Hay que ir premiando o elogiando el hecho de haber cada tanda de esfuerzo con éxito! Cuando se hayan terminado las 3 tandas, podemos ayudarle a preparar la mochila para el día siguiente (con el estuche, agenda y materiales de las asignaturas que toquen el próximo día).
  1. Confección del plan de estudio semanal
    1. Planificaremos unas 21 tandas de deberes y estudio semanales, es decir, unas 3 por día.
    2. Colocaremos las tandas en la agenda:
      1. En Primaria haremos 2 tandas de deberes y 1 de estudio diarias, es decir, 14 de deberes y 7 de estudio semanales. El orden es estudio-deberes-deberes, con una tanda de descanso entre cada tanda de esfuerzo.
      2. En Secundaria haremos 2 tandas de estudio y 1 de deberes diarias de media, es decir, 14 de estudio y 7 de deberes semanales. El orden es estudio-estudio-deberes, con una tanda de descanso entre cada tanda de esfuerzo. Las 14 tandas de estudio semanales totales equivalen a 2 tandas de estudio semanales de cada una de las 7 asignaturas “más importantes”.
    3. De una semana a la otra, se van haciendo pequeños cambios para adaptar el plan de estudio a la realidad de cada alumnos y a las exigencias escolares de la semana. Podemos agregar o quitar tandas, reducir o ampliar la duración de las tandas, cambiar el horario de las tandas según haya exámenes, etc.
    4.  Cada semana revisaremos el tiempo de dedicación real, procurando que la dedicación vaya aumentando semana tras semana.

Ayudarles a adquirir hábitos

Es importante que durante los años de infancia y adolescencia adquieran los hábitos en 3 ámbitos: HIGIENE, SOCIAL y ORGANIZACIÓN (ESTUDIO).

A continuación describiremos la metodología que utilizamos en CAPER para la adquisición de hábitos de tipo organizativo (estudio), pero generalmente la metodología suele ser válida para la adquisición de hábitos de cualquier tipo:

  1. Haremos un listado de hábitos a mejorar. Este listado lo hemos de ir actualizando semana a semana si conviene. Ejemplos de hábitos de tipo organizativo: llevar la agenda, llevar la agenda actualizada, llevar el resto de material escolar, venir con dudas concretas de escuela, pedir ayuda al profesor, tener la carpeta bien ordenada, etc.
  2. Decidiremos de forma consensuada 1 o 2 hábitos a alcanzar y los dejaremos por escrito. Por un lado tenemos que ser coherentes con la el·lecció, y por otro deben ser hábitos que el alumno piense que son alcanzables (de los que le cuesten menos). Pactem sólo 1 o 2 hábitos para reducir presión, y por lo tanto reducimos el bloqueo.
  3. Pactamos sobre el hábito a mejorar. Si el pacto no funciona, podemos optar por el compromiso: que diaga ella a qué se compromete. Todo por escrito y firmado. El pacto NO es volver a repetir el hábito a mejorar, si no darle estrategias concretas para que pueda mejorar el hábito.
  4. En la próxima “tutoría” revisamos los pactos o compromisos y los valoramos. Sólo valoramos lo que hace bien de cara a subir la autoestima y a la larga la voluntad, ya que habrá más motivación. Como ya hemos comentado, la idea no es decirle todo lo que hace mal, sino darle estrategias para que no lo siga haciendo mal. Respeto y paciencia, y sobre todo confiar mucho!!
  5. Eventualmente podemos dar un hábito por alcanzado, o anularlo si no lo conseguimos; y pasaríamos a trabajar alguno nuevo de la lista del primer punto.

Si es de Terrassa o alrededores, le invitamos al taller gratuito “Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a organizarse” que se hace periódicamente en CAPER. Puede reservar plaza mediante un email a info@caper.cat.

Por otra parte, para todos aquellos padres interesados ​​en la adquisición de hábitos de tipo organizativo y actitudinales por parte de sus hijos, en CAPER disponemos del servicio de tutoría organizativa.

Muchas gracias por su atención, esperamos haberle ayudado un poco en la apasionante tarea de ser padres.

Rosa Jornet – Directora pedagógica de CAPER

No hay comentarios

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.